Abuso de Inhalantes
 

Nota del Director

A pesar de que muchos padres con justa razón se preocupan de las drogas ilegales como la marihuana, cocaína, y el LSD, a menudo ignoran los peligros que presentan para sus hijos productos comúnmente encontrados en la casa que contienen disolventes volátiles o aerosoles. Productos tales como pegamentos, quita-esmaltes, líquido de encendedor, pinturas pulverizadas, atomizadores de desodorantes y fijadores de pelo, crema batida enlatada y líquidos de limpieza se encuentran ampliamente disponibles. Muchos jóvenes inhalan los vapores de estos productos en busca de una intoxicación rápida, desconociendo las serias consecuencias que pueden causar a su salud.

Las encuestas nacionales indican que más de 12.5 millones de americanos han abusado de inhalantes por lo menos una vez en sus vidas. El Estudio de Observación del Futuro del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) revela que aproximadamente 20 por ciento de estudiantes del octavo grado han abusado de inhalantes. Es necesario que padres e hijos sepan que experimentar con estas sustancias no debe ser tomado a la ligera. Incluso una sola sesión de abuso repetido de inhalantes puede producir la muerte, ya sea por paro cardíaco causado por ritmos irregulares del corazón, o por asfixia provocada por niveles de oxígeno muy bajos. El abuso regular de estas sustancias puede causar daños serios a órganos vitales incluyendo el cerebro, corazón, riñones e hígado.

A través de investigaciones científicas hemos aprendido mucho sobre la naturaleza y el alcance del abuso de inhalantes, su farmacología y sus consecuencias. Esta pesquisa nos ha dado una visión más clara del abuso de inhalantes en nuestra nación y ha denotado los riesgos y las señales de peligro para los padres, educadores y clínicos. Esperamos que esta recopilación de la más reciente información científica contribuirá a alertar a los lectores sobre el abuso de inhalantes y sus efectos dañinos y ayudará en los esfuerzos para manejar este problema de manera efectiva.
Alan I. Leshner, Ph.D.
Director
Instituto Nacional
sobre el Abuso de Drogas

Todos los materiales de la Serie de Reportes de Investigación son del dominio público y pueden ser reproducidos sin pedir permiso al NIDA. Apreciaríamos que se cite la fuente.
Inhalantes


Inhalantes


¿ Qué son los inhalantes?


Los inhalantes son sustancias volátiles que producen vapores químicos que pueden ser inhalados para provocar un efecto sicoactivo o un estado de alteración mental. A pesar de que otras sustancias pueden ser inhaladas, el término "inhalantes" se utiliza para describir una variedad de sustancias cuya característica común es que rara vez, o nunca, son usadas por otra ruta que no sea por la de inhalación. Esta definición abarca una amplia gama de químicos encontrados en cientos de productos diferentes que pueden tener diversos efectos farmacológicos. Como resultado, es difícil lograr una clasificación precisa de los inhalantes. Un sistema de clasificación nombra cuatro categorías generales de inhalantes˝disolventes volátiles, aerosoles, gases y nitritos˝ basándose en la forma en que éstos a menudo se encuentran en los productos domésticos, industriales y médicos.


Los disolventes volátiles son líquidos que se vaporizan a temperaturas ambientales. Se encuentran en una variedad de productos económicos y fácilmente obtenibles, de uso común doméstico e industrial. Estos incluyen los diluyentes y removedores de pinturas, líquidos para lavado en seco, quita-grasas, gasolinas, pegamentos, líquidos correctores y los líquidos de los marcadores con punta de fieltro.


Los aerosoles son rociadores que contienen propulsores y disolventes. Estos incluyen las pinturas pulverizadas, atomizadores para desodorantes y fijadores de pelo, rociadores de aceite vegetal para cocinar y rociadores para proteger tejidos.

Entre los gases tenemos las anestesias médicas así como gases que se utilizan en productos domésticos o comerciales. Los gases de las anestesias médicas incluyen el éter, cloroformo, halotano y óxido nitroso, comúnmente conocido como gas hilarante. Entre éstos, el óxido nitroso es el gas más abusado y puede ser encontrado en los dispensadores de crema batida y productos que incrementan los octanajes en carros de carrera. Entre los productos caseros y comerciales que contienen gases están los encendedores de butano, tanques de gas propano, dispensadores de crema batida y refrigerantes.

A menudo se considera a los nitritos como una clase especial de inhalantes. A diferencia de la mayoría de los demás inhalantes que actúan directamente sobre el sistema nervioso central (SNC), los nitritos esencialmente dilatan los vasos sanguíneos y relajan los músculos. Asimismo, mientras que los otros inhalantes se utilizan para alterar el estado de ánimo, los nitritos se usan principalmente para intensificar el placer sexual. Los nitritos incluyen el nitrito ciclohexílico, nitrito isoamílico (amílico) y nitrito isobutílico (butilo). El nitrito ciclohexílico se encuentra en los perfumes ambientales. El nitrito amílico se utiliza en ciertos procedimientos de diagnóstico y se les prescribe a algunos pacientes para dolores del corazón. En la calle, se le da el nombre de "poppers" ("reventadores") o "snappers" ("crujidores") a las ampollas de nitrito amílico que han sido ilegalmente desviadas a este uso. El nitrito de butilo es una sustancia ilegal que frecuentemente se empaca y se vende en pequeñas botellas que también se conocen como "poppersţ.Comparación del uso de inhalantes por estudiantes con el empleo de otras drogas de uso común.



¿ Cuáles son los patrones de abuso de los inhalantes?


L os inhalantes, particularmente los disolventes volátiles, gases y aerosoles, frecuentemente se encuentran entre las primeras drogas utilizadas por los niños más jóvenes. Una encuesta nacional en los Estados Unidos indica que alrededor del 6 por ciento de los niños en el cuarto grado ya han probado inhalantes. Los inhalantes están entre una de las pocas sustancias abusadas más por los niños más jóvenes que por aquellos mayores. No obstante, el abuso de inhalantes puede hacerse crónico y extenderse a la edad adulta.

Por lo general, los abusadores de inhalantes usan cualquier sustancia que esté disponible. Sin embargo, los efectos producidos por los diferentes inhalantes varían y algunas personas hacen lo imposible para obtener su inhalante favorito. Por ejemplo, en ciertas partes del país, uno de los favoritos es el "Texas shoe-shine" ("betunero tejano"), un atomizador que contiene el químico tolueno. Las pinturas pulverizadas plateadas o doradas, que contienen más tolueno que cualquiera de las de otros colores, también son inhalantes muy populares.

Los datos de las encuestas nacionales y estatales sugieren que el abuso de los inhalantes llega a su punto máximo entre el séptimo y noveno grado. Por ejemplo, la Encuesta Americana sobre las Drogas y el Alcohol para los niños entre los cuartos y duodécimos grados indica que el porcentaje de niños que han usado inhalantes en alguna ocasión llega a su tope en el octavo grado. En el Estudio de Observación del Futuro (MTF), una encuesta anual de los estudiantes secundarios del país apoyada por el NIDA, los estudiantes de octavo grado también reportaron los porcentajes más altos de abuso de inhalantes en la actualidad, en el año anterior y de por vida. Se reportaron menos abusos por los estudiantes del décimo y undécimo grados.

Tendencias en el uso actual* de inhalantes, 1991˝1999



Se han identificado diferencias entre los géneros en el abuso de los inhalantes durante diferentes períodos de la niñez. Un estudio indica que el abuso de inhalantes es mayor entre los varones de cuarto a sexto grados; es similar en los séptimos a novenos grados, período en que el uso total es el más alto; y vuelve a tornarse más generalizado entre varones en los décimos a duodécimos grados. La Encuesta Domiciliaria Nacional sobre Abuso de Drogas (NHSDA), una encuesta anual sobre el uso de drogas entre civiles no-institucionalizados, muestra porcentajes similares de uso de inhalantes en 1998 entre varones y hembras de 12 a 17 años de edad. Sin embargo, el porcentaje de varones entre 18 y 25 años que abusa de inhalantes era más del doble que el de las mujeres en ese mismo grupo, lo que sugiere que el abuso sostenido de inhalantes es más común entre los hombres.

Las personas que abusan de inhalantes se encuentran tanto en ambientes urbanos como rurales. Las investigaciones sobre los factores que contribuyen al abuso de inhalantes sugieren que son las condiciones adversas socioeconómicas y no los factores raciales o culturales en sí, las que pueden contribuir a las diferencias reportadas en los porcentajes de abuso de inhalantes de acuerdo a las diferentes razas y grupos étnicos. La pobreza, antecedentes de abuso en la niñez, malas notas y abandono del colegio constituyen factores asociados al abuso de inhalantes. Los jóvenes indígenas nativos que viven en las reservaciones donde la miseria socioeconómica y los porcentajes de abandono del colegio son altos, típicamente tienen un porcentaje más alto de abuso de inhalantes tanto de la población en general de jóvenes como de los jóvenes indígenas nativos que no viven en las reservaciones.

¿Cuál es el alcance del abuso de inhalantes?

D e acuerdo con los datos de la MTF, el abuso de inhalantes entre los jóvenes americanos de los octavos, décimos y duodécimos grados decayó en 1999, continuando una disminución gradual aparente que comenzó en 1996. Por ejemplo:

´ El porcentaje de estudiantes del duodécimo grado que abusaron cualquier tipo de inhalante decayó a 5.6 por ciento en 1999, de un punto máximo de 8 por ciento en 1995. El abuso específico de nitritos también bajó en 1999 a menos del 1 por ciento (0.9) entre este grupo de estudiantes. ´ El abuso total de inhalantes por los estudiantes de décimo grado en 1999 disminuyó al 7.2 por ciento del 9.6 por ciento en 1995. ´ Entre los alumnos del octavo grado, el abuso disminuyó al 10.3 por ciento en 1999 del 12.8 por ciento en 1995.


¿Cómo se puede reconocer el abuso de inhalantes?



A pesar de la disminución en los últimos años del abuso entre los estudiantes, de acuerdo con la NHSDA, las tasas de abuso de los inhalantes en la actualidad son más altas que una década atrás. La encuesta de 1998 muestra que la tasa del primer uso entre chicos de 12 a 17 años aumentó significativamente del 8.4 al 18.8 por cada 1,000 potenciales usuarios nuevos desde 1989 a 1995, y se mantuvo a esos niveles hasta 1997. La tasa del primer uso de inhalantes para jóvenes adultos entre 18 y 25 años también aumentó de 3.7 a 10.7 por cada 1,000 usuarios nuevos potenciales entre 1989 y 1996, antes de nivelarse en 1997.

Las cifras de uso por vida del Estudio de Observación del Futuro (MTF) también indican que los porcentajes de estudiantes que han probado inhalantes se mantienen a niveles altos. En 1999, el 19.7 por ciento de los niños de octavo grado, el 17.0 por ciento de los del décimo grado y el 15.4 por ciento del duodécimo grado, dijeron que habían abusado de inhalantes por lo menos una vez en sus vidas. Estos datos plantean la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que consistentemente haya un número menor de estudiantes del duodécimo grado que del octavo grado que informe haber abusado de inhalantes? Tal vez muchos estudiantes del duodécimo grado no se acuerdan de su uso temprano de inhalantes, o, aún más preocupante, tal vez muchos de los niños que abusaban de inhalantes en el octavo grado han abandonado el colegio antes del duodécimo grado y ya no están incluidos en la encuesta de este grupo de la población. Esta última explicación está apoyada por investigaciones que demuestran que existe una tasa más alta de abuso de inhalantes entre aquellos niños que tienen malas notas o que han abandonado el colegio que entre sus compañeros que se mantienen con buen nivel académico en el colegio.

¿Cómo se utilizan los inhalantes?


L os inhalantes pueden ser aspirados nasalmente u oralmente en diferentes maneras, tales como:
´ "Sniffing" ("aspirando") o "snorting" ("inhalando") los vapores de los recipientes.

´ Rociando los aerosoles directamente en la nariz o la boca.

´ "Bagging", aspirando o inhalando los vapores de sustancias que han sido rociadas o depositadas dentro de una bolsa plástica o de papel.

´ "Huffing" inhaladas de un trapo impregnado con el inhalante que se mete dentro de la boca;

´ Inhalando globos que han sido llenados con óxido nitroso.

Los químicos inhalados se absorben rápidamente en la sangre a través de los pulmones y son distribuidos rápidamente al cerebro y a otros órganos. Minutos después de la inhalación, el usuario sufre de intoxicación conjuntamente con otros efectos similares a aquellos producidos por el alcohol. Los efectos parecidos al alcohol pueden incluir balbucear, inhabilidad para coordinar movimientos, euforia, y mareo. Además, los usuarios pueden padecer de aturdimiento, alucinaciones y delirios, tal como pensar que pueden volar.

Ya que la intoxicación solamente dura unos minutos, los abusadores a menudo tratan de prolongar la euforia inhalando repetidamente a lo largo de varias horas, lo cual constituye una práctica muy peligrosa. Las inhalaciones sucesivas pueden causar que el usuario pierda el conocimiento y muera. O por lo menos, se sentirá menos inhibido y con menor control. Después del uso intenso de inhalantes, el usuario puede sentirse somnoliento durante varias horas y sufrir de un dolor de cabeza persistente.


Daño cerebral en un abusador de tolueno



Las imágenes cerebrales muestran una atrofia marcada (reducción) del tejido cerebral en un abusador de tolueno (B) cuando se compara con una persona que no abusa de esta sustancia (A). Nótese el tamaño más pequeño y el mayor espacio vacío (oscuro) dentro del cerebro del abusador de tolueno. (El círculo blanco exterior en cada imagen es el cráneo).


¿ De qué manera producen sus efectos los inhalantes?


Muchos sistemas cerebrales pueden estar implicados en los efectos anestésicos, intoxicantes y robustecedores de los diferentes inhalantes. Casi todos los inhalantes de abuso (con excepción de los nitritos) producen un efecto placentero al deprimir el sistema nervioso central (SNC). La evidencia presentada por los estudios realizados con animales sugiere que un número de los disolventes volátiles y gases anestésicos comúnmente abusados posee efectos neuroconductuales y mecanismos de acción similares a aquellos producidos por los sedantes del SNC, entre los cuales se encuentran el alcohol y medicamentos tales como sedativos y anestésicos.

Un estudio reciente indica que tolueno ˝un disolvente encontrado en muchos inhalantes comúnmente abusados incluyendo la goma para los aviones, rociadores de pintura, removedores de pintura y quitaesmaltes˝ activa el sistema de dopamina cerebral. Se ha demostrado que este sistema desempeña un papel importante en los efectos gratificantes de muchas de las drogas abusadas.
Los nitrititos, mientras tanto, dilatan y relajan los vasos sanguíneos en vez de actuar como agentes anestésicos.


¿ Cuáles son los efectos a corto y largo plazo en el uso de inhalantes?


Aunque las sustancias químicas encontradas en los inhalantes pueden producir varios efectos farmacológicos, la mayoría de los inhalantes produce una euforia rápida que se parece a la intoxicación alcohólica con una excitación inicial, seguida por somnolencia, desinhibición, aturdimiento, y agitación. Si se inhalase suficiente cantidad, casi todos los disolventes y gases producen anestesia, una pérdida de sensación y pueden conducir a un estado inconsciente.

Los químicos encontrados en los disolventes, aerosoles y gases pueden producir una variedad de efectos adicionales durante o poco después de su uso. Estos efectos están relacionados a la intoxicación por inhalantes y pueden incluir beligerancia, apatía, juicio deteriorado, y el no poder funcionar apropiadamente en el trabajo o en situaciones sociales. Otros posibles efectos son el mareo, somnolencia, balbuceo, letargo, reflejos deprimidos, debilidad muscular general y estupor. Por ejemplo, las investigaciones demuestran que el tolueno puede producir dolor de cabeza, euforia, sensación de tambaleo, e inhabilidad para coordinar los movimientos. La exposición a dosis altas puede causar confusión y delirio. Otros efectos colaterales comunes incluyen náusea y vómito.

Los nitritos inhalados dilatan los vasos sanguíneos, aumentan el ritmo cardíaco, y producen una sensación de calor y excitación que puede durar varios minutos. Otros efectos pueden incluir rubor, mareo y dolor de cabeza. A diferencia de otros inhalantes que son abusados principalmente por sus efectos intoxicantes, los nitritos se abusan esencialmente porque se cree que intensifican el placer y el rendimiento sexual.

Muchas personas reportan una fuerte necesidad de continuar utilizando inhalantes, especialmente las que los han abusado por períodos prolongados durante muchos días. El abuso prolongado de inhalantes puede causar el uso compulsivo y llevar a un leve caso de síndrome de abstinencia.

Otros síntomas adicionales que se han observado en personas que han abusado de inhalantes por largo tiempo, incluyen pérdida de peso, debilidad muscular, desorientación, falta de atención y coordinación, irritabilidad y depresión.


Deterioro de la fibra nerviosa en un abusador de inhalantes



Los parches de manchas oscuras indican las áreas donde las fibras nerviosas han perdido su cobertura protectiva en una muestra de tejido cerebral que ha sido extraída de un abusador de inhalantes fallecido.

¿Cuáles son las consecuencias médicas del abuso de inhalantes?


Los abusadores de inhalantes corren el riesgo de sufrir una serie de consecuencias médicas devastadoras. La inhalación prolongada de los químicos altamente concentrados que se encuentran en los disolventes o aerosoles pueden inducir ritmos cardíacos rápidos e irregulares que pueden provocar un fallo cardíaco y la muerte a los pocos minutos de una sesión de inhalación prolongada. Este síndrome, conocido como "muerte súbita por inhalación", puede resultar de una sola sesión de uso de inhalantes por parte de un joven que de otra manera es saludable. La muerte súbita por inhalación se asocia principalmente con el abuso del butano, propano y los químicos en los aerosoles. El abuso de inhalantes también puede causar la muerte de las siguientes maneras:


´ Asfixia ˝ de inhalaciones repetidas, que llevan a que altas concentraciones de humos inhalados reemplacen el oxígeno disponible en los pulmones;

´ Sofocación ˝ al bloquear la entrada de aire a los pulmones cuando se inhalan los vapores de una bolsa plástica puesta sobre la cabeza.

´ Atoramiento ˝ al inhalar el vómito producido después de usar inhalantes; o

´ Herida mortal ˝ por accidentes, incluyendo las muertes por accidentes automovilísticos causados por la intoxicación.

Las investigaciones realizadas en animales y en humanos muestran que los inhalantes son sumamente tóxicos. Tal vez el efecto tóxico más significativo de la exposición habitual a los inhalantes es el daño extensivo y de larga duración al cerebro y a otras partes del sistema nervioso. Por ejemplo, estudios tanto de investigación animal como de patología humana muestran que el abuso habitual de disolventes volátiles tales como el tolueno, daña la envoltura protectiva alrededor de ciertas fibras nerviosas en el cerebro y en el sistema nervioso periférico. Esta destrucción extensiva de las fibras nerviosas es similar clínicamente a la que se ve en enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple.

Los efectos neurotóxicos del abuso prolongado de inhalantes incluyen síndromes neurológicos que reflejan daños a partes del cerebro que involucran el control cognitivo, motriz, visual y auditivo. Las anormalidades cognitivas pueden ir desde un leve deterioro hasta una demencia severa. Otros efectos pueden incluir dificultad para coordinar movimientos, espasticidad y pérdida de sensación, audición y visión.

Los inhalantes también son muy tóxicos a otros órganos. La exposición crónica puede producir daños significativos al corazón, pulmones, hígado y riñones. Aunque algunos de los daños producidos por los inhalantes al sistema nervioso, así como al de otros órganos, pueden ser por lo menos parcialmente reversibles cuando cesa el abuso de los inhalantes, muchos otros síndromes causados por el abuso repetido o prolongado son irreversibles.

El abuso de los inhalantes durante el embarazo también puede aumentar el riesgo para los bebés y niños de sufrir algún detrimento en su desarrollo. Los estudios en animales diseñados para simular los patrones humanos de abuso de inhalantes sugieren que la exposición prenatal al tolueno o al tricloruro de etileno puede producir un peso natal más bajo, ocasionalmente anormalidades esqueléticas, y un desarrollo neuroconductal retrasado. Algunos informes de casos muestran anormalidades en neonatos cuyas madres abusan habitualmente de disolventes y hay evidencia de un subsiguiente deterioro en el desarrollo en algunos de estos niños. Sin embargo, no se ha llevado a cabo un estudio bien controlado de perspectivas sobre los efectos en seres humano de la exposición prenatal a inhalantes y, por lo tanto, no es posible vincular la exposición prenatal a un químico específico con un defecto de nacimiento o un problema de desarrollo específico.


Peligros de los químicos más comunes encontrados
en los inhalantes de abuso


¿ Cuáles son los riesgos especiales para los abusadores de nitritos?


Los nitritos son abusados principalmente por adolescentes mayores y por adultos. Por lo general, las personas que abusan de los nitritos están buscando intensificar el placer y la función sexual. Las investigaciones demuestran que el abuso de estas drogas en este contexto está ligado a prácticas sexuales peligrosas que aumentan enormemente el riesgo de contraer y de transmitir enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA y la hepatitis.

Las investigaciones recientes en animales plantea la posibilidad de que puede haber un vínculo entre el abuso de inhalantes de nitritos y el desarrollo y avance de enfermedades infecciosas y tumores. Las investigaciones indican que la inhalación de nitritos acaba con muchas de las células del sistema inmunológico y deteriora sus mecanismos para combatir enfermedades infecciosas. Un estudio reciente descubrió que incluso estar expuesto relativamente pocas veces al nitrito butílico puede producir aumentos dramáticos en las tasas de incidencia y de crecimiento de tumores en los animales.


¿ Dónde puedo obtener más información científica sobre el abuso de inhalantes?


P ara aprender más sobre los inhalantes y otras drogas de abuso, póngase en contacto con el Centro Nacional de Información sobre Alcohol y Drogas (NCADI) al teléfono 1-800-729-6686. Hay especialistas disponibles para ayudarle a localizar información y recursos.
Se puede ordenar sin costo alguno las hojas de datos de los efectos a la salud de los inhalantes y otras drogas de abuso así como otros temas sobre abuso de drogas, tanto en inglés como en español, del NIDA Infofax al número 1-888-NIH-NIDA (1-888-644-6432) y, para personas con problemas auditivos, al 1-888-TTY-NIDA (1-888-889-6432).
También puede obtener información en las páginas web del NIDA ( www.drugabuse.gov ) o del NCADI ( www.health.org ).


Glosario


Anestésico: Agente que causa pérdida de sensación
Demencia: Una condición de mentalidad deteriorada.
Dopamina: Un neurotransmisor presente en regiones del cerebro que regula el movimiento, las emociones, la motivación, y la sensación de placer.
Epidemiología: La suma de los factores que controlan la presencia o ausencia de una enfermedad o condición.
Síndrome de abstinencia ("withdrawal"): Una variedad de síntomas que ocurren después de que se reduce o se para el uso de una droga adictiva.
Sistema nervioso central: El cerebro y la médula espinal.
Tóxico: Que causa efectos temporales o permanentes que son dañinos al funcionamiento de un órgano o de un grupo de órganos del cuerpo.

Referencias


Balster, R.L. Neural basis of inhalant abuse. Drug and Alcohol Dependence 51(1-2):207-214, 1998.
Bowen, S.E.; Wiley, J.L.; Evans, E.B.; Tokarz, M.E.; and Balster, R.L. Functional observational battery comparing effects of ethanol, 1,1,1-trichlorethane, ether, and flurothyl. Neurotoxicology and Teratology 18(5):577-585, 1996.
Edwards, R.W., and Oetting, E.R. Inhalant use in the United States. In: Kozel, N.; Sloboda, Z.; and De La Rosa, M. (eds.), Epidemiology of Inhalant Abuse: An International Perspective. National Institute on Drug Abuse Research Monograph 148. DHHS Publication No. NIH 95-3831. Washington, DC: U.S. Government Printing Office, 8-28, 1995.
Fendrich, M.; Mackesy-Amiti, M.E.; Wislar, J.S.; and Goldstein, P.J. Childhood abuse and the use of inhalants: Differences by degree of use. American Journal of Public Health 87(5):765-769, 1997.
Jones, H.E., and Balster, R.L. Inhalant abuse in pregnancy. Obstetrics and Gynecology Clinics of North America 25(1):153-167, 1997.
National Institute on Drug Abuse. National Survey Results on Drug Use From the Monitoring the Future Study, 1999 (www.monitoringthefuture.org).
National Institute on Drug Abuse. NIDA Infofax, Inhalants, 1999.
Riegel, A.C., and French, E.D. Acute toluene induces biphasic changes in rat spontaneous locomotor activity which are blocked by remoxipride. Pharmacology, Biochemistry and Behavior 62(3):399-402, 1999.
Sharp, C.W., and Rosenberg, N.L. Inhalants. In: Lowinson, J.H.; Ruiz, P.; Millman, R.B.; and Langrod, J.G. (eds.), Substance Abuse: A Comprehensive Textbook, 3d. ed. Baltimore: Williams and Wilkins, 246-264, 1996.
Sharp, C.W., and Rosenberg, N. Inhalant-related disorders. In: Tasman, A.; Kay, J.; and Lieberman, J.A. (eds.), Psychiatry, Vol. 1. Philadelphia: W.B. Saunders, 835-852, 1997.
Substance Abuse and Mental Health Services Administration. Population Estimates From the 1998 National Household Survey on Drug Abuse. SAMHSA, 1999.
Substance Abuse and Mental Health Services Administration. Summary Findings From the 1998 National Household Survey on Drug Abuse. SAMHSA, 1999.
Soderberg, L.S. Immunomodulation by nitrite inhalants may predispose abusers to AIDS and Kaposi's sarcoma. Journal of Neuroimmunology 83(1-2):157-161, 1998.
Soderberg, L.S. Increased tumor growth in mice exposed to inhaled isobutyl nitrite. Toxicology Letters 101(1-2):35-41, 1999.
Woody, G.E.; Donnell, D,; Seage, G.R.; et al. Non-injection substance use correlates with risky sex among men having sex with men: Data from HIV/NET. Drug and Alcohol Dependence 53(3):197-205, 1999.279(6): 22-26, 1998.

www.revistaadicciones.com.mx

 

INDICE

¿ Qué son los inhalantes?

¿ Cuáles son los patrones de abuso de los inhalantes?

¿ Cuál es el alcance del abuso de inhalantes?

¿ Cómo se utilizan los inhalantes?

¿ De qué manera producen sus efectos los inhalantes?

¿ Cuáles son los efectos a corto y largo plazo en el uso de inhalantes?

¿ Cuáles son las consecuencias médicas del abuso de inhalantes?

¿ Cuáles son los riesgos especiales para los abusadores de nitritos?

¿ Dónde puedo obtener más información científica sobre el abuso de inhalantes?

Glosario y Referencias